martes, 29 de noviembre de 2011

¿Verbo mata carita?

No sé si conocen las expresiones: "Verbo mata carita", "Dinero mata verbo","Carita mata dinero". Se supone que son las reglas que las mujeres seguimos, en cuanto a la selección del hombre que queremos a nuestro lado. "Verbo" se refiere a una persona que tiene tema de conversación, suelen ser inteligentes y cultos. "Carita" es el tipo galán, normalmente son muy guapos y con buen cuerpo. "Dinero" es lo que es, en la presentación que venga. Dicen que usualmente "Verbo mata Carita" y en casos hasta "Dinero". Pero en el caso que les voy a contar, no necesariamente se da así.

Resulta que Cyrano es un tipo brillante, un espadachín como pocos, valiente, culto, elocuente, carismático, con buen nivel social peeeeeeeero... de carita más bien difícil. Todas, incluyendo a su prima Roxana, piensan que es único y un gran hombre, pero no les atrae físicamente. ¡Qué caray, pobre Cyrano! Resulta que a Borgoña ha llegado un nuevo soldado y es un verdadero "mango", se llama Christian y deja a las chicas haciendo charcos de baba a su paso, para desgracia de Cyrano, Roxana ha puesto sus ojazos en el Adonis y poco le ha importado lo que piensen los demás, incluyendo su primo quien está enamorado de ella irremediablemente.

Cyrano está que no lo calienta ni el sol, pero no le queda de otra más que actuar de "celestino" entre su prima y Christian. Aquí es donde la cosa se pone interesante, los tórtolos están en crisis, a Roxana (como a todas nosotras) le gusta que le hablen "bonito", que le escriban laaaaargas cartas de amor. Los besos están buenos, pero como que necesita sustancia. Christian es un "besador de grandes ligas" pero el detalle es que "calladito se ve más bonito", por otro lado tenemos a Cyrano que es un as manejando versos y alegorías, con el corazón añorando por Roxana. Los dos hombres deciden darle gusto a la damisela y mientras Christian se presenta ante su amada, Cyrano, oculto en la seguridad de las sombras, susurra las palabras que harán que su prima se retuerza de ardor. Por otro lado tenemos al Conde de Guiche, que su única valía es el poder, fuera de éso nada despierta en la popular Roxana.  Ninguno llena las expectativas de la niña y juntos harían el pretendiente perfecto. Triste el caso de éstos tres.


Edmond Rostand se aventó un diez escribiendo Cyrano de Bergerac, a pesar de que el verdadero Cyrano, el de la vida real, no era así. Aquí tenemos el hombre que ama sin enfados y totalmente, pero sin tener la presentación que despertaría los suspiros que sus palabras logran. El amor debe ser ciego, para que perdure siempre. El amor no entra por los ojos.


No he visto muchas versiones de la obra, quizás dos. Pero cuando descubrí la versión de 1990 de Jean -Paul Rappeneau, casi me voy de espaldas. No hay, no existe un Cyrano como Depardieu. ¡Por todos los cielos, me enamoré de ese hombre! ¡Y en francés! Desfallecía como Roxana leyendo sus cartas. Christian era ni más ni menos que un mozuelo Vicent Pérez, que como debía suceder, fue opacado por el encanto del protagonista. Palmas de pié para esta película. Por favor, véanla si no lo han hecho, ¡Véanla!

Un besote y les dejo lo que les dejo, además salu2. Adiu.

8 comentarios:

  1. También vi la de Depardieu, hace taaantooo!!! Pero me gustó mucho :D Que cosa que los tipos no vengan con todos los ingredientes, jajaja. Obvio, verbo gana, a la larga, es así. :D Aunque un bombón no le viene mal a nadie :D
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo que disfruté con este libro, me encantó.
    Y su adaptación es estupenda, cosa rara. Suelen decepcionarme.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. He visto varias versiones de este clásico, pero nunca leí el clásico!
    Vi la que comentás, pero también dos de las versiones modernizadas. Roxanne de 1987 (Steve Martin y Daryl Hannah), soportable.
    Pero la que me encanta y he visto muchas veces, es La verdad sobre perros y gatos de 1996, una versión libre donde Cyrano es Janeane Garofalo, Christina es Uma Thruman, y Roxana es Ben Chaplin.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ah, me olvidaba, a tus dichos del comienzo, acá le agregarían uno, "billetera mata galán" jaja.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola chicas! Gustazo leer sus comentarios.

    Dialoguista: Es taaan difícil que vengan con todos los ingredientes y con todo, hay algunas que los dejan pasar sin darse cuenta, ops! "Verbo" definitivamente ganará a la larga. Y los "Carita" son la sal de la vida.

    Mientrasleo: Desgraciadamente es común que nos decepcionen las adaptaciones, sin embargo, siempre es un gusto toparse con calidad en el cine.

    Lu: Ví las dos que mencionas y de hecho, lo que me hizo recordar a Cyrano de Bergerac, fue precisamente "La verdad sobre perros y gatos", me gustó mucho, adoro a Garofalo y esta versión se me hizo muy curiosa. La escena de la llamada telefónica eteeeeeerna, me encantó.
    Las mezclas se pueden hacer de todas las formas posibles, hasta se pueden agregar opciones nuevas.

    Un besote a las tres y salu2.

    ResponderEliminar
  6. Una película imperdible: Me encantó. el libro no lo he leído. has hecho un resumen perfecto del guión.

    Bsos.

    ResponderEliminar
  7. Debe de ser un buen libro, gracias por compartir.
    que tengas una feliz semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Josef! Es una trama muy sencilla y la lectura también, así que me pareció que sería bueno hacer una entrada más "mundana", como si se tratara del vecino, jaja.

    Ricardo, me alegra mucho leer tu comentario y te doy la bienvenida. Espero disfrutes el texto y también te deseo la mejor semana.

    Un abrazote para los dos y salu2.

    ResponderEliminar

Favor de explayarse cuanto quiera... ¡Gracias!